Agilidad y Velocidad

El cambio es inevitable. Construya una organización fuerte que se adapte rápidamente a nuevos desafíos.

¿Sus empleados se adaptan a los cambios?

 

La única constante es el cambio. Crecimiento, fusiones y adquisiciones, cambios estratégicos, transiciones de liderazgo, cumplimiento normativo, adaptación a nuevas tecnologías, alteraciones del mercado, recortes presupuestarios, etc. Es prácticamente inevitable que su organización no enfrente un cambio significativo en algún momento. Esos cambios adquieren mayor velocidad cada año y exigen a las organizaciones adaptarse con mayor rapidez que nunca.

Los cambios pueden ser inevitables en el ambiente laboral de hoy, pero aún así siguen generando tensiones. A las personas que están en entornos laborales de constante cambio se les pide adaptarse a nuevos procesos. Utilizar nuevas tecnologías. Ajustarse a nuevos estilos de liderazgo. Preocuparse por su estabilidad laboral. Y la lista continúa. En los entornos con bajo nivel de confianza, el cambio constante puede aumentar la rotación de los empleados y ralentizar la adopción de procesos y herramientas.

 
Trabajar con Great Place to Work® lo ayudará a construir una organización fuerte en la cual:
  • La comunicación sea mejor y más transparente, ayudando a las personas a adaptarse a nuevas situaciones con mayor rapidez
  • Los líderes establezcan el ejemplo para discutir sobre problemas de manera sincera
  • Tanto los líderes como los empleados estén más dispuestos a correr riesgos
  • La toma de decisiones sean más efectivas porque las personas están dispuestas a exponer sus ideas y discutirlas
  • Sea más probable que los empleados confíen en las intenciones de sus líderes y sus compañeros, lo cual disminuye la resistencia a los cambios
  • El recambio voluntario disminuya, en especial durante tiempos difíciles
 
Las organizaciones trabajan con nosotros para:
  • Evaluar y responder al nivel de confianza de la organización, incluidos los factores que aumentan la confianza y la desconfianza
  • Preparar a líderes con el fin de construir relaciones fuertes y duraderas con sus equipos
  • Ayudar a los ejecutivos a enfrentar los cambios mediante la cultura, el respeto mutuo y la confianza
  • Medir la mejora en fidelización y compromiso de los empleados y también el desempeño financiero