"El desafío es encontrar el sentido al trabajo"

"El desafío es encontrar el sentido al trabajo"

En diálogo con Carlos Pérez (Presidente) y Juliana Bianculli (Responsable de Capital Humano), de BBDO Argentina, se destaca la posibilidad que tienen los colaboradores de expresarse y aportar ideas en la construcción de un mejor lugar para trabajar.

¿Cómo fue el acercamiento a una mejora del clima laboral?

Carlos Pérez: En realidad, nos lo planteamos desde el primer día que abrimos la agencia en la Argentina, en septiembre de 2001, con mi socio Daniel Melero. No es que en algún momento nos planteamos la mejora; en todo caso, fue un trabajo sostenido desde el principio.

¿Cuáles son los puntos de contacto entre la gestión del clima y el negocio?

Carlos Pérez: Nosotros encontramos muchos puntos de contacto entre la idea de poder ser la marca empleador, en el sentido de ser vistos desde afuera como una empresa atractiva y deseable para poder trabajar, y la idea de poder posicionarnos como un empleador de excelencia. Básicamente porque somos un mercado cuya ventaja competitiva es el talento. Y, tanto desde el punto de vista de la percepción como desde los resultados, intentamos construir una empresa muy talentosa, cuando no, la más talentosa. Entonces, desde ese lugar, poder tener a la gente contenta y poder generar la percepción de un lugar de trabajo deseable nos posiciona muy bien a la hora de reclutar talento, que finalmente termina redundando en un buen resultado para atraer clientes.

¿Cuáles son los principales desafíos en este proceso de mejora de clima?

Juliana Bianculli: Creo que para cualquier empresa, el clima no es algo que uno pueda imponer desde arriba y escribir en políticas, ni gestionarlo solo. En nuestro caso necesitamos la colaboración de cada una de las 83 personas que forman parte de BBDO.

Desde la Dirección o desde RR.HH. uno puede intentar hacer muchas cosas, pero lo desafiante es tener a la gente comprometida con este proceso, y que también surjan de ellos mismos las propuestas de mejoras.

¿Cuáles consideran que son las razones que colocaron a BBDO en el puesto nº11 del ranking de Las Mejores Empresas para Trabajar en la Argentina 2012 (categoría hasta 250 empleados) de Great Place to Work®?

Juliana Bianculli: El principal motivo fue la buena gente de la empresa. Esto permite que, en términos de confianza y de cada dimensión que se evalúa en esta encuesta, haga que BBDO sea un excelente lugar para trabajar.

¿Cuál fue la mejor práctica implementada en 2012?

Carlos Pérez: Creo que la totalidad de las pequeñas prácticas que se van haciendo, es una suma de cosas que se van generando, y finalmente se llega a un resultado distinto. No son las clases de inglés, el plan para futuras madres, o el de los padres considerados individualmente. Es todo eso junto que genera finalmente un ecosistema en el cual todos se sienten tratados como personas. Creo que eso es lo que venimos construyendo a lo largo de todos estos años, y que en 2012 nos animó a presentarnos en Great Place to Work.

¿Qué cambió en la empresa a partir de posicionarse positivamente en este sentido?

Juliana Bianculli: Creo que la gente siente que hay un lugar para plantear temas, por más simples que sean. Saben que no sólo cuentan con una encuesta, sino también con cualquiera de nosotros para construir ese espacio de comunicación totalmente abierto que nos ayuda a hacer todo lo posible para resolver todo tipo de cuestiones.

Carlos Pérez: Rescato la creatividad. Es decir, si bien es algo que usamos todos los días para nuestros clientes, está puesta en otro sentido en la encuesta. La gente empieza a pensar cosas que están buenísimas y que quizás a nosotros no se nos hubieran ocurrido. Se convierte en una posibilidad de que la gente pueda empezar a generar en sí misma la idea del mejor lugar para trabajar, y que no sea tanto desde las políticas by the book. Nos gusta la idea de la transgresión y que todo suceda de un modo diferente; entonces, está buenísimo que esas propuestas distintas para avanzar sobre un clima de trabajo no provengan tanto de nosotros sino de la gente.

¿Y cómo reaccionaron los clientes a partir de la noticia?

Carlos Pérez: Hubo sorpresa. Tiene que ver con el hecho de que trabajamos para otras compañías y obviamente todas saben qué es Great Place to Work. Por ejemplo, uno de nuestros clientes es Tarjeta Naranja, que también ocupa un lugar de privilegio como uno de los mejores lugares para trabajar del país. De pronto, nuestra posición en el ranking es para ellos la confirmación de que no se equivocaron al elegirnos como agencia de publicidad. Por otro lado, también hay empresas que por ahí no le asignan tanto valor a eso.

Tenemos que tener en cuenta que las agencias de publicidad participan de millones de festivales en los que se otorgan premios todo el tiempo. Pero de pronto, ser una de las mejores empresas para trabajar es algo completamente diferente. Es otro juego, y eso genera mucha sorpresa, porque significa que la energía no está puesta solamente en la construcción de la percepción de talento y de reconocimiento, sino también en algo que a veces queda en segundo plano, que es lo humano.

¿Qué tiene que tener una empresa para ser un excelente lugar para trabajar?

Juliana Bianculli: Un excelente lugar para trabajar es donde las personas pueden realizarse y donde su trabajo tiene sentido. Entonces, el desafío para la empresa está en poder otorgar a la gente ese espacio en el que puedan encontrarle sentido al trabajo, donde se puedan desarrollar profesionalmente y se sientan competentes. Creo que la clave es la autonomía que se les pueda dar a las personas para desarrollarse y trabajar con libertad, para que ellas puedan tomar decisiones y ser responsables de lo que eligen.



 Reciba las últimas novedades
de Great Place to Work®